Cofradía de San Juan Evangelista

Cofradía de San Juan Evangelista

Por

/

  • Cofradía: Cofradía de San Juan Evangelista
  • Lugar de salida: Parroquia de San Nicolás de Bari. Plaza de Domingo Álvarez Acebal
  • Procesiones:
    • Miércoles Santo: Procesión del Santo Encuentro
    • Jueves Santo: Procesión del Silencio

La Cofradía de San Juan Evangelista (los sanjuaninos) es la más veterana de todas las que componen la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Avilés. Fue fundada en el año 1947, cuando un grupo de jóvenes pertenecientes a Acción Católica, motivados por el deseo de realzar un culto exterior durante la Semana Santa, concretaron un proyecto que había estado germinando en los corazones de la devota y fervorosa juventud católica de Avilés. Nombres como Armando Benítez, Richard, Tino, Lastra, Tito, Miñán, Cedrón, los Serrano, Isusi, Fontanillas, Horacio, Izquierdo, Falo, Antonio María, Olivares o Albertín fueron los artífices de este sueño.

Fue así como, el Miércoles Santo de 1948, la juvenil Cofradía de San Juan realizó su primera procesión por las calles de Avilés. Esta cofradía, dedicada al Santo Apóstol San Juan Evangelista, es una de las pocas en España de su tipo. Con valores como la juventud, la virtud del celibato y la piedad en su espíritu fundacional, la Cofradía de San Juan marcó su presencia en la ciudad con la asombrosa expectación de los avilesinos, que se congregaron para ver a los primeros 33 cofrades sanjuaninos. Con solemnidad, ataviados con túnicas y capuchones azules, la cofradía avanzó, destinada a ser semilla y ejemplo para otras.

En 1953, la Cofradía estrenó un nuevo hábito, con capa y túnica en los colores distintivos de San Juan, y capuchón blanco para resaltar la virtud de la pureza, característica del amado discípulo. Dos años más tarde, en 1955, la cofradía presentó un nuevo paso y, en 1962, otro, cada uno llevado por un mayor número de cofrades, adaptándose a los tiempos y las necesidades.

A lo largo de los años, la Cofradía de San Juan ha enfrentado desafíos, como los tiempos difíciles de los años sesenta, cuando la Semana Santa de Avilés sufrió un fuerte declive, incluso cuestionando la actitud del pueblo ante las celebraciones. Sin embargo, la cofradía se mantuvo firme, reafirmando sus convicciones y tradiciones ante la modernidad mal entendida.

En 1976, la normalidad resurgió, marcando el comienzo de buenos tiempos para las cofradías de Avilés. Tras superar dificultades y errores pasados, las cofradías recuperaron su esplendor, retomando todas las procesiones suprimidas, excepto una. A pesar de las necesidades económicas y el escaso apoyo municipal, la cofradía perseveró.

En 1984, se creó la banda oficial de la cofradía para acompañar a San Juan, logrando unirse 104 cofrades. Durante los años siguientes, la cofradía siguió creciendo en número y en compromiso con su tradición, renovando instrumentos, pasos y ornamentos.

En el nuevo milenio, la Cofradía de San Juan se mantuvo como un referente en la Semana Santa de Avilés, incrementando su membresía sin descuidar su esencia. Renovaron instrumentos, faroles y la andilla, y enfocaron sus esfuerzos en mantener viva la tradición cofrade.

En los últimos años, la procesión del Jueves Santo se ha engrandecido, con nuevos pasos y ornamentos, transmitiendo un profundo silencio y recogimiento, reflejando el dolor por los pecados y la tristeza ante la conmemoración de la muerte de nuestro Señor. Se han inaugurado nuevos pasos, se ha cambiado el toque del tambor y se han renovado los faroles procesionales, mostrando así la evolución y el compromiso continuo de la Cofradía de San Juan con su tradición y su fe.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *